Rentokil Initial lanza el purificador de aire VIRUSKILLER que elimina el coronavirus en el aire

/COMUNICAE/

Rentokil Initial lanza el purificador de aire VIRUSKILLER que elimina el coronavirus en el aire

La tecnología VIRUSKILLER utiliza una serie de filtros y un cámara de reacción UV-C patentada para eliminar el 99,99% de los virus en una sola pasada de aire. Existen unidades de diferentes tamaños que se adaptan a distintos sectores: oficinas, educación, sanidad, hostelería, ocio, etc. Según el estudio «La Nueva Percepción de la higiene» de Rentokil Initial, el 72% está ahora más preocupado por la propagación de gérmenes a través del aire que respiran en lugares públicos que antes de la crisis sanitaria

Rentokil Initial lanza VIRUSKILLERTM, una tecnología de purificación del aire que ha demostrado eliminar el 99,9999% de los virus en una sola pasada, incluido el coronavirus*. Reducir el riesgo de transmisión aérea de patógenos requiere el máximo control posible tanto de la ventilación como del tratamiento del aire en cualquier estancia. Por eso, VIRUSKILLERTM desempeña un papel importante para las empresas y espacios públicos por los que a diario transita gran cantidad de gente.

A diferencia de los purificadores de aire tradicionales que “atrapan” las partículas y los microbios, el VIRUSKILLERTM también descontamina el aire, ya que no sólo retiene, sino que también mata los virus, las bacterias** y los hongos que pululan por el entorno. Cuando se coloca correctamente, la unidad toma el control del flujo de aire en una habitación, extrayendo el aire contaminado de la “zona de respiración” y devolviendo el aire fresco y limpio al habitáculo.

El informe global de Rentokil Initial, “La Nueva Percepción de la Higiene”[1], revela que la pandemia de la Covid-19 ha hecho a las personas ser más conscientes de que la higiene repercute en el día a día y, por ende, se preocupan más por el aire que respiran en espacios interiores, las superficies que tocan y los hábitos de higiene de los demás.

El 79% de los españoles encuestados califica la CAI como importante para su salud cuando piensa en visitar un local público. A nivel global, el 72% está ahora más preocupado por la propagación de gérmenes a través del aire que respiran en estos espacios que antes de la crisis sanitaria y el 71% analizan antes de ir a un local si cuenta con las medidas adecuadas para evitar la propagación de la Covid-19 y otros virus. Tanto es así, que 1 de cada 2 lo abandonaría si no parece tener buenas medidas de higiene que cumplan con sus exigencias, como una ventilación limitada o sistemas deficientes para limpiar el aire interior.

Lámparas ultravioleta-C
Junto con un sistema de filtración triple, VIRUSKILLERTM utiliza lámparas ultravioleta-C (UV-C) patentadas, rodeadas por una malla de filtros tubulares cromados de nano dióxido de titanio que se pulen con carbón activado. La luz UV-C emitida reacciona con la malla y, en un proceso llamado “oxidación fotocatalítica”, produce radicales hidroxilos, que actúan como desinfectantes y descomponen las moléculas orgánicas. Esta solución “todo en uno” filtra eficazmente el aire sucio, neutraliza el aire tóxico y descontamina el aire enfermo.

Luis Calderón, director técnico de Rentokil Initial, afirma que “a diferencia de los sistemas tradicionales de purificación del aire, la tecnología UV-C proporciona una deconstrucción fotoquímica del ARN y el ADN de los microorganismos, desactivando sus procesos reproductivos para que el coronavirus y otros virus ya no puedan propagarse, antes de que el aire se libere de nuevo en la sala”. Su capacidad para matar el 99,9999% de los virus con una sola pasada de aire, incluido el coronavirus, “es lo que realmente diferencia a esta tecnología”, continua Calderón.

Solución para todo tipo de espacios
VIRUSKILLERTM proporciona la confianza y la tranquilidad necesaria para clientes, usuarios y trabajadores, pues la transmisión por aire de virus como la Covid-19 es mucho menos probable en los ambientes interiores donde se instala esta tecnología. Además, de cara al invierno, este aparato evitaría situaciones incómodas como las vividas el año pasado, especialmente en los colegios, en los que los niños permanecían en las clases con las ventanas abiertas y los abrigos puestos.

Esta solución ayuda a romper la cadena de infección, al tomar el control del flujo de aire en una sala, sacando el aire contaminado de la zona de respiración y devolviendo el aire fresco y limpio al entorno. No obstante, aún con esta tecnología instalada, las empresas y locales públicos “deben seguir garantizando y fomentando la higiene de manos adecuada, así como la puesta en práctica la distancia de seguridad”, concluyen desde Rentokil Initial.

* Cuando se probó de forma independiente contra el coronavirus DF2 (un sustituto del coronavirus), el Adenovirus, la Gripe y la Polio, se comprobó que la unidad mataba el 99,9999% de los virus en una sola pasada de aire.

** Cuando se probó de forma independiente contra bacterias de referencia (Klebsiella pneumoniae, Mycobacterium tuberculosis, Staphyloccus aureus subsp. Aureus, Streptoccocus pneumoniae, Streptococcus pyogenes, Escherichia coli), se comprobó que la unidad eliminaba el 99,9999% de las bacterias en una sola pasada de aire.

[1] Informe global de Rentokil Initial realizado a 20.000 personas de 20 países que examina el impacto de la pandemia en las actitudes, comportamientos y expectativas de la sociedad en materia de higiene.

Fuente Comunicae


Ir a la fuente
Author: