Oposiciones a policía: 10 preguntas frecuentes para afrontar una operación de vista

/COMUNICAE/

Yolanda Martínez, optometrista y especialista en Cirugía Refractiva de Clínica Coro, clínica oftalmológica en Madrid con más de 20 años de experiencia, responde a las inquietudes de cada vez más opositores, que optan por eliminar sus patologías oculares ante el aumento de casos de miopía y astigmatismo y la posibilidad de que sean una barrera para superar la oposición

Cada año miles de opositores a policía se plantean dar el paso a operarse de sus problemas de vista para superar la oposición sin imprevistos. Tanto es así que la tendencia se encuentra al alza y cada vez son más los que cuentan con un defecto refractivo y optan por ponerle solución cuanto antes. Por ello, Yolanda Martínez Durán, Optometrista y especialista en Cirugía Refractiva de Clínica Coro, clínica oftalmológica con más de 20 años de experiencia situada en el Hospital Virgen del Mar de Madrid, analiza las 10 preguntas más comunes de los opositores, que mayoritariamente deciden poner solución a sus patologías oculares, como la miopía o astigmatismo.

Una de las primeras preguntas que se hacen los opositores es a partir de qué edad es recomendable operarse de la vista. Por regla general se recomienda esperar a los 21 años para operar la miopía porque es la edad a la que se suele estabilizar en la mayoría de las personas. «Lo que es de vital importancia es que la graduación esté estable un mínimo de 1 año», asegura la experta de Clínica Coro. Sin embargo, en casos de necesidades especiales como pueden ser oposiciones, es posible operar antes de esta edad, a partir de los 18 años.

Al encontrarte inmersos en un proceso largo y tedioso, otra de las preguntas más comunes es con cuánta antelación al examen deben los aspirantes operarse. Los expertos de Clínica Coro recomiendan que «cuanto antes, mejor». De esta forma, se garantiza llegar con una buena agudeza visual ya estable a las pruebas. Y además, «el opositor podrá hacer las pruebas físicas sin gafas», recuerda Yolanda Martínez.

El tipo de cirugía refractiva que más se realiza es el procedimiento LASIK, que utiliza un láser Excímer para moldear la córnea. Aunque LASIK se utiliza más a menudo para las cirugías de corrección de la visión, la cirugía PRK puede ser el mejor procedimiento en determinadas circunstancias. Los resultados finales de la cirugía PRK son similares a los resultados de la cirugía LASIK, pero la recuperación inicial de la cirugía PRK es más lenta porque las nuevas células epiteliales tardan algunos días en regenerarse y cubrir la superficie del ojo. En cuanto a técnicas, hay varias:

  • SMILE (Small Intraocular Lenticule Extraction).
  • PRK
  • Lentes fáquicas Visian ICL
  • LASIK con cuchilla
  • LASIK con femtosegundo

Son muy variadas las situaciones en las que se decide una u otra técnica como idónea: según el número de dioptrías, el grosor y la morfología de la córnea, el deterioro de la calidad de la lágrima, la probabilidad de que la miopía progrese, etc.

En última instancia, va a depender del caso personal de cada paciente. Pero, generalmente, «la técnica más empleada para los futuros miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en sus oposiciones es el LASIK con femtosegundo», señala la experta. Es la técnica más moderna y avanzada, porque cuenta con el mayor nivel de seguridad y precisión, obteniéndose los mejores resultados, pero no todas las clínicas cuentan con esta tecnología.

Asimismo, una de las preguntas estrella es el precio de la operación, que en España oscila entre los 700 y los 1000€/ojo si se opera con láser. «El precio de la cirugía depende más de la técnica que el oftalmólogo considere más adecuadas que del número de dioptrías (puede valer lo mismo corregir 1 dioptría que 4)», añaden desde Clínica Coro.

No obstante, ¿todo el mundo es apto para operarse de la vista? La respuesta es no. Cualquier cirugía y técnica utilizada implica asumir ciertos riesgos, que se conocen y que se pueden minimizar operando sólo a los pacientes aptos y con el material tecnológico más avanzado. Entre los pacientes que no son considerados adecuados para operaciones oculares se encuentran:

  • Pacientes afectados por una enfermedad crónica como la diabetes u otras enfermedades autoinmunes.
  • Aquellos que sufren alguna patología ocular como el glaucoma o la retinopatía.
  • Mujeres embarazas o en periodo de lactancia.
  • Personas cercanas a los 40 años (por la posible aparición de la presbicia, es mejor esperarse).
  • Personas que excedan los límites aptos para la intervención en términos de dioptrías (entre las 10 y las 12 dioptrías).

¿Cuánto duraría la cirugía ocular?. «La cirugía de cada ojo dura 5 minutos, aproximadamente. Una vez finalizada la intervención, el paciente permanece 20 minutos en la zona de descanso de la clínica. Lo que sí es importante saber es que la persona debe acudir a la clínica acompañada, ya que inmediatamente después de la cirugía no verá bien», avanza la optometrista.

En este punto, la experta señala que «la cirugía no duele», el ojo está anestesiado con colirios y durante la intervención se emplea anestesia tópica en gotas. Después de la cirugía y durante las primeras horas puede experimentar sensación de arenilla, que irá remitiendo a lo largo del día.

Otra de las preguntas más habituales que hacen a los expertos los opositores es cuánto tiempo de reposo necesita el opositor y cuándo puede volver a estudiar. «Lo que siempre les decimos en Clínica Coro es que la primera semana conviene no hacer mucho esfuerzo visual. Luego, podrá empezar a estudiar, poniendo siempre el tratamiento postoperatorio de forma correcta», afirma Martínez.

Según explica, después de la cirugía, ese día el opositor debe descansar al máximo, dormir todo lo que pueda, sin demasiados esfuerzos visuales. Puede tenerse sensación de arenilla las primeras horas. Su comodidad es la que va a dictar hasta dónde puede llegar. Llevará tratamiento farmacológico durante aproximadamente dos semanas para la Cirugía Lasik y de 6 semanas para la Cirugía PRK y con lágrimas artificiales algún tiempo más. «Siempre particularizando según su trabajo y su entorno de vida podrá desenvolverse a partir del día siguiente», apunta.

¿Cuándo se puede volver a hacer ejercicio?
Tras una cirugía LASIK no se recomienda hacer deporte de contacto. «Tampoco se puede nadar hasta que no haya transcurrido un mes, ante un posible riesgo de infección. El resto de los deportes se pueden realizar con normalidad al día siguiente, aunque por precaución se recomienda esperar unos 10 días», añade la experta. En cualquier caso, para salir de dudas, siempre es vital contar con el visto bueno del oftalmólogo y seguir sus consejos.

Por otro lado, preguntada sobre si merece la pena operarse de la vista, Yolanda Martínez, optometrista y especialista en Cirugía Refractiva, considera que «la operación de la vista sigue siendo la mejor alternativa para solventar los problemas refractivos y otros problemas visuales similares. La intervención quirúrgica es eficaz, indolora y no suele generar efectos secundarios significativos o que creen nuevas complicaciones. No obstante, la cirugía ocular con láser es un procedimiento quirúrgico y, por lo tanto, viene con un elemento de riesgo. Dicho esto, la industria está continuamente avanzando, los profesionales de Clínica Coro también, y el riesgo es mucho menor de lo que la mayoría de las personas piensan».

La probabilidad de complicaciones puede disminuir en gran medida por factores como la minuciosidad de las pruebas preoperatorias, la experiencia del cirujano, la tecnología disponible y la calidad de los cuidados de seguimiento.

Por último, ¿quién no se ha preguntado si son permanentes los efectos de la operación? Los expertos afirman que de un día para otro no deja de tener efecto la cirugía refractiva. Es común escuchar que se cree que dura 10 o 15 años, pero «va a depender de la graduación que se tenga y la evolución postoperatoria. Existe un fenómeno que se llama regresión, en la que, sobre todo en graduaciones altas, pueden a la larga tener un aumento leve, pero mucho menor a la graduación original. Transcurrido el periodo de cicatrización tras la cirugía, usualmente el efecto láser es permanente y duradero», concluye.

Fuente Comunicae


Ir a la fuente
Author: