La ventaja de utilizar patas regulables según Vayapatas.com

/COMUNICAE/

En esta pequeña entradita se descubren las ventajas de comprar patas regulables

Pocas personas conocen las muchas ventajas que tienen las patas ajustables. Algunos piensan que es muy engorroso montar las patas, otros piensan que tienen más facilidad de romperse y otros que ocupan más espacio que unas patas normales. Hay compradores que simplemente se echan para atrás porque deducen que un mueble con patas ajustables va a ser más caro que uno que sus patas sean rígidas, pero todo eso es desmentible.

En primer lugar una silla, mesa o cualquier otro objeto con patas ajustables son de lo más cómodo, se puede colocar la altura adecuada para sea quien se siente en esa silla o mesa y, si es que hay que montarla, ya que hay pocas patas ajustables que haya que montar, será más sencillo que el mecanismo de un chupachups. Otro punto a tener en cuenta es su resistencia. Hoy en día las patas ajustables son casi más resistentes que las que no lo son. Incorporan un sinfín de elementos que las hace resistentes y duraderas. Y a decir verdad, en cuanto a lo que espacio se refiere suelen ocupar el mismo que una pata normal, solo que es más voluminosa en la zona del mecanismo para ajustar la pata. Lo del precio es algo que las personas se crean en la cabeza, ya que como en todo se pueden encontrar las patas más baratas que se puede uno imaginar, sólo hay que saber buscar. Hay sillas y otros elementos con patas no ajustables mucho más caro que los productos de gama media que tienen unas patas regulables.

No importa quién sea el personaje que vaya a sentarse, se puede ajustar para cualquier altura y gusto del consumidor.

Fuente Comunicae


Ir a la fuente
Author: