“La incertidumbre es lo que peor llevan”

Con apenas 5 y 2 años, una pareja de hermanos entró en 2018 en el hogar vigués de Francisco Javier y María José. Llegaban de un entorno familiar que no podía asegurarle una mínima protección, aunque este matrimonio de acogida evita cualquier dato personal sobre el caso para proteger la intimidad de los niños, a los que querían ofrecer “el calor de un hogar”, aunque sea ajeno y temporal. “Necesitan estabilidad y confianza, un ambiente familiar y rutinas como ir al cole como el resto de niños, no vivir en un centro, aunque allí haya grandes profesionales”, explica María José. “La incertidumbre es lo que peor llevan”, resume.
Ir a la fuente
Author: