La exposición ‘Itinerarios’, en Colegio de Arquitectos de Ciudad Real

/COMUNICAE/

Mañana viernes, 15 de noviembre, a partir de las 19 horas, el Colegio de Arquitectos de Castilla La Mancha, en su demarcación de Ciudad Real, inaugura la Exposición «Itinerarios» del grupo «Espacio Cero», en el vestíbulo de su sede de la calle Carlos López Bustos, 3

En su afán de promover y difundir el arte contemporáneo, el Colegio de Arquitectos de Castilla La Mancha, en su demarcación de Ciudad Real, inaugurará este viernes, 15 de noviembre, la Exposición «Itinerarios» del grupo de artistas «Espacio Cero».

A partir de las 19 horas, en el vestíbulo de la sede del Colegio de Arquitectos de Ciudad Real, se presentará a los artistas, así como las obras expuestas. El acto comenzará con una conferencia explicativa antes de la inauguración oficial que tendrá lugar a las ocho de la tarde y que terminará con un vino español.

La muestra, que recoge las obras de dos pintores, un escultor, un artista gráfico y un fotógrafo, se plantea como una demostración de que la arquitectura siempre debe convivir en armonía con las artes gráficas. Por ello y fruto de esta colaboración necesaria, el Colegio de Arquitectos apoya a los artistas y a la cultura en general con esta exposición. La muestra se podrá visitar hasta el próximo 10 de diciembre, de lunes a viernes, en horario de mañana, desde las 9 hasta las 14 horas.

Artistas de la exposición «Itinerarios»
Rafa López,
nacido en 1983, es un artista de profesión que ha residido toda su vida en Dos Hermanas. Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla y Máster en Técnicas Profesionales de la Ilustración por la CEA en Sevilla, inició su carrera profesional en el año 2008. Pese a su juventud, ha realizado ya una treintena de exposiciones individuales y más de un centenar de colectivas en salas y galerías nacionales e internacionales. Su obra ha sido reconocida con importantes galardones, destacando el XXXVI Premio Bancaja en Valencia, primer premio del X Certamen Nacional de pintura «el primero de Fariña», Toro (Zamora) o los segundos premios de pintura de la Real Academia de BBAA de San Carlos de Valencia en los años 2014 y 2015.

Fincias. La ferocidad magnética que caracteriza al estilo de José Luis Fincias reverbera en telas cargadas de materia y fuertes contrastes de color. En un primer momento, su obra puede resultar fruto de un instinto arbitrario y vehemente por el uso de líneas enérgicas, el dripping o, incluso, el colorido agresivo, aunque realmente son construcciones meditadas, donde la distorsión de la realidad sirve de vehículo para penetrar en el mundo interior del artista, llegando en muchos casos a la abstracción. Fincias conecta con el espectador a través de una interpretación lírica y emocional de lo que le rodea, materializando la esencia de lo humano en cada uno de los retratos y objetos cotidianos que representa. En los últimos años, ha realizado exposiciones dentro y fuera de las fronteras y su obra ha sido adquirida por instituciones públicas y colecciones privadas.

Miguel Hernández basa su obra en ideas que surgen como una manifestación de sus inquietudes, aunque, sin duda, está ligada a sus experiencias profesionales, con una clara influencia del interiorismo arquitectónico. Las formas geométricas de sus obras denotan ese empeño por la utilización de paralepípedos, cilindros, interceptados en planos, simetrías…Fiel seguidor de las corrientes constructivistas, su trayectoria demuestra una obsesión por la abstracción geométrica.

Antonio Navas. Inquieto por los contrastes, texturas y relaciones cromáticas, su obra explora en profundidad diversas técnicas y materiales, logrando creaciones con alusiones implícitas a la pintura matérica, siendo esta corriente su principal directriz. En contacto con el graffiti pudo comprobar que la composición o irregularidad del muro, combinados con diferentes marcas de aerosoles, generaban diversos e interesantes resultados. Esa infinidad de mensajes le llevó a sumergirse de lleno en el graffiti, incurriendo posteriormente en el Street Art y en un proceso de investigación. Su técnica de pintura plástica y aerosoles acrílicos provoca que cualquier espectador reaccione de forma diferente ante una misma obra mural. En su evolución artística se topó con el dibujo, la pintura artística del surrealismo y técnicas más libres, sobrepasando los límites convencionales e incitando al observador al diálogo.

Miguel Vallinas presenta una serie de retratos pertenecientes a varias colecciones en las que se aborda el tema de la identidad en la búsqueda del ser humano, su personalidad y las circunstancias que la determinan. Su obra pretende indagar en cuestiones sobre la existencia, en la elección o aceptación del propio ser y la realidad íntima de cada individuo, invitando al espectador a reflexionar sobre «lo que sí es», «lo que creemos ser», «lo que otros creen que somos», «lo que queremos ser» y «lo que realmente somos».

Fuente Comunicae


Ir a la fuente
Author: