Guía de Soluciones Fersay: 6 motivos por los que la ropa sale húmeda de la lavadora

/COMUNICAE/

Fersay, fundada en 1979, es hoy una gran compañía que emplea a más de 45 empleados. En 2023, vendió más de 1.300.000 soluciones domésticas y facturó 9 millones de euros. Diariamente, salen de sus instalaciones más de 600 envíos con soluciones para los aparatos del hogar

A todo el mundo le ha sucedido alguna vez que al sacar la ropa de la lavadora, esta sale excesivamente mojada. Ante esta situación, la reacción más frecuente es añadir un ciclo de centrifugado adicional. Sin embargo, es importante conocer que este problema puede ser un síntoma de diversos inconvenientes en la lavadora.

Ante esta situación, la empresa Fersay, en su afán por dar solución a todas las necesidades relacionadas con los electrodomésticos del hogar, ha recogido en esta guía las principales razones por las cuales la ropa puede salir demasiado mojada y, lo que es mejor, cómo solucionarlo.

Estos son los seis motivos por los que la ropa sale excesivamente húmeda de la lavadora:

  • Filtro obstruido: Cuando el filtro de la lavadora se obstruye con pelusas, cabellos u otros objetos, impide que el agua se drene adecuadamente durante el ciclo de centrifugado. Esta obstrucción compromete la eficiencia del proceso, dejando la ropa más mojada de lo normal. La solución en este caso es sencilla. Basta con limpiar regularmente el filtro con agua tibia y vinagre, es esencial para garantizar un flujo sin obstáculos y un rendimiento óptimo.
  • Sensor de humedad obstruido: El sensor de humedad en la lavadora, compuesto por dos tiras de acero inoxidable, desempeña un papel crucial al medir la humedad de la colada y ajustar la duración del ciclo de secado. Aunque es menos propenso a obstrucciones, limpiar este sensor con un trapito húmedo contribuye a mantener su eficiencia. Cualquier interferencia en su funcionamiento puede afectar negativamente el proceso de centrifugado.
  • Problemas con la bomba de agua: Esta pieza es esencial para drenar el exceso de agua de la lavadora antes del centrifugado. Si la bomba no funciona correctamente, puede reducir la capacidad de eliminar el agua. Esta disfunción afecta directamente el rendimiento del centrifugado y puede dejar la ropa más húmeda de lo deseado. Por este motivo, Fersay recomienda verificar y mantener en buen estado la bomba de agua para evitar este problema.
  • Sensor de carga descompensada: Las lavadoras modernas suelen incorporar sensores que detectan el equilibrio de la carga. Cuando estos sensores fallan, la máquina puede tener dificultades para distribuir adecuadamente el peso durante el centrifugado. Un desequilibrio en la carga puede resultar en un rendimiento deficiente al eliminar el agua, dejando la ropa desequilibradamente húmeda. «La revisión periódica de estos sensores es esencial para asegurar un funcionamiento adecuado», afirman los expertos de Fersay.
  • Correa de transmisión rota o desgastada: La correa de transmisión conecta el motor con el tambor de la lavadora, facilitando el movimiento necesario para el centrifugado. Si esta correa está rota o desgastada, la lavadora no girará a la velocidad requerida, afectando directamente la eficacia del proceso. La inspección regular de la correa y su reemplazo cuando sea necesario son cruciales para mantener un centrifugado eficiente y evitar que la ropa salga excesivamente mojada.
  • Otros problemas más complejos: Si, a pesar de abordar los problemas mencionados, la lavadora aún presenta dificultades en el centrifugado, podría ser necesario recurrir a un profesional. «Problemas más complejos, como un condensador deteriorado o un tubo de desagüe obstruido, pueden requerir habilidades técnicas especializadas», añaden desde Fersay. La consulta con un experto asegurará una identificación precisa y una solución adecuada, preservando así el rendimiento óptimo de la lavadora y evitando que la ropa salga demasiado mojada.

Cuidar de los electrodomésticos es clave para prolongar su vida útil y contribuir al ahorro y la sostenibilidad ambiental. Fersay, líder en accesorios y repuestos para electrodomésticos, ofrece soluciones para mantener cualquier tipo de Pequeño Artículo Electrodoméstico -PAE- en óptimas condiciones y anima a los consumidores a visitar www.fersay.com para obtener más información sobre cómo cuidar de los electrodomésticos de manera fácil y sencilla.

Con una amplia gama de productos que van desde repuestos esenciales hasta accesorios de conveniencia, Fersay se ha convertido en un aliado confiable tanto para técnicos que buscan piezas de repuesto como para el consumidor final que busca mejorar la funcionalidad y eficiencia de sus aparatos.

Fersay distribuye tanto a cerca de 5.500 técnicos que compran sobre todo los repuestos que necesitan para desarrollar su trabajo, como al cliente final, que puede encontrar en Fersay productos o accesorios que no necesitan intervención técnica, como cajones de frigorífico, botelleros, cestos de lavavajillas, bolsas de aspiradora, cuchilla para un robot de cocina, mandos a distancia, baterías, soportes para televisores, etc.

La compañía, fundada en 1979, es hoy una gran compañía que emplea a más de 45 empleados. En 2023, vendió más de 1.300.000 soluciones domésticas y facturó 9 millones de euros. Diariamente, salen de sus instalaciones más de 600 envíos con soluciones para los aparatos del hogar.

Fersay cuenta con una importante presencia nacional e internacional. La cadena española vende sus productos en 37 países, principalmente en Francia y Portugal. En la Península Ibérica, la compañía cuenta con 10 tiendas franquiciadas, y 75 puntos de venta corner en otros establecimientos más grandes y con negocios complementarios, además de haber iniciado su expansión en Andorra y Portugal.

En todos los casos, Fersay cuenta con todo tipo de recambios, tanto si son para el congelador como para cualquier otro electrodoméstico.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author: