El diseño del espacio como tercer cuidador

/COMUNICAE/

Según Actiu, la creación de espacios saludables que promuevan el bienestar es un factor clave en estos momentos

Existen evidencias científicas que demuestran la influencia directa de la arquitectura y el diseño de los espacios en la salud de las personas. Sin embargo, es reciente el cambio de modelo que reclama la humanización de los espacios de trabajo, centros educativos y hospitalarios, y su transformación en entornos acogedores e inspiradores.

En este sentido, incorporar al espacio interior de los hospitales condiciones que reflejen de alguna manera valores de la vida cotidiana, como las salas de estar confortables y cálidas en lugar de salas de espera más impersonales e incómodas, permiten humanizar la asistencia hospitalaria y al mismo tiempo mejorar el bienestar emocional.

En el caso de las empresas, la creación de espacios de trabajo saludables y que promuevan el bienestar y la productividad es un factor clave para la dirección, especialmente en estos momentos. Además de los conocidos riesgos físicos o ergonómicos, están los denominados riesgos psicosociales, más difíciles de gestionar y que plantean nuevos desafíos en el ámbito de la seguridad y la salud en el trabajo, al influir en el bienestar y la felicidad de los trabajadores y, también, en el buen funcionamiento y productividad de las empresas.

El entorno laboral y el modo en que se organiza y se gestiona el trabajo influyen directamente en la salud de los trabajadores. Su cuidado puede lograrse, entre otros factores, con la distribución del espacio, con el tipo de mobiliario y también con los materiales que se emplean en los espacios de trabajo y zonas comunes.

Análisis cualitativo y cuantitativo del entorno
La última tendencia en interiorismo es el concepto ‘Evidence-Based-Design’. Un método que combina análisis cualitativo y cuantitativo para determinar qué espacios son relevantes, en qué medida y qué esperan las personas que van a hacer uso de ellos. Analizando así el uso de un entorno, el movimiento de las personas, sus expectativas y necesidades, pueden determinarse las áreas imprescindibles y el equipamiento que éstas requieren.

Actiu lleva años estudiando el funcionamiento de los espacios en el marco de su filosofía Cool Working by Actiu, que supone un proceso de análisis, asesoramiento y acompañamiento que identifica las necesidades de cada empresa y ofrece la solución más óptima teniendo en cuenta el espacio, el estilo de trabajo que se desarrolla en él, la estética y por supuesto, la funcionalidad del producto que se va a implantar.

Una de las claves es poner el foco en el impacto físico, psicológico y social que un determinado espacio tiene en las personas que lo utilizan durante un determinado espacio de tiempo, ya sea continuado o esporádico. Saber si es saludable y favorece el bienestar o no. Para ello, además de datos cualitativos, es preciso aplicar datos cuantitativos a la toma de decisiones y garantizar así el éxito.

Para simplificar y objetivar la toma de datos cuantitativos, Actiu ha creado una plataforma inteligente, Gaia by Actiu, que permite medir en tiempo real diferentes parámetros de cada espacio, relativos a la temperatura, la humedad, el sonido, la luz, la presencia humana, la calidad del aire, las partículas en suspensión PM 2,5 y PM 10. Una información objetiva a través de datos de uso que se convierte en conocimiento para tomar decisiones a la hora de diseñar espacios.

“Salud equivale a bienestar físico y anímico -señala Soledat Berbegal, Consejera y directora de reputación de marca de Actiu– y hoy más que nunca, sea cual sea la actividad de la empresa, hay que crear espacios de trabajo saludables, amables, inspiradores y confortables. Porque las personas deben estar siempre en el centro de cualquier estrategia empresarial”.

En este sentido, Actiu ha recibido recientemente uno de los Premios AXA/Prevenga 2021, que reconocen los avances en prevención laboral, en la categoría Empresa. Al recoger el galardón de manos de presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, Carmen Berbegal, Directora de responsabilidad corporativa de Actiu, destacó que con él “han querido reconocer la sostenibilidad de nuestras instalaciones, así como nuestra apuesta por la seguridad, la salud y el bienestar de los empleados”.

Fuente Comunicae


Ir a la fuente
Author: