El comercio local y de proximidad ganan terreno tras un año de crisis frente a la COVID-19

/COMUNICAE/

«El comercio local debe de ser una prioridad para las diferentes comunidades autónomas como apoyo a tantos pequeños empresarios que necesitan recuperarse de la crisis» Nerja Centro

Sin duda, el 2020 estuvo marcado por las numerosas restricciones sanitarias, las cuales hicieron que muchos negocios tuvieran que cerrar sus puertas o se viesen en situaciones muy grandes de pérdidas.

Dichas limitaciones fueron un varapalo, no solo para los negocios locales, sino también para multinacionales que vieron como sus números empezaban a descender estrepitosamente. Cierto es, que no se puede comparar el descenso de una empresa como Zara con una PYME a la cual esta situación pudo llevarle a la quiebra.

Por ello, Nerja Centro trabaja por impulsar estos pequeños negocios que pudieron verse afectados por la crisis. “La intención fue siempre ayudar a los vecinos del municipio con la intención de sobrellevar una situación tan dura como la que han pasado. Los vecinos deben apoyarse entre sí para mejorar esta situación. Muchas familias dependen de ello y más ahora que se acerca la Navidad” defienden desde Nerja Centro.

Lo cierto es que pese a todo lo ocurrido, una de las grandes tendencias de este pasado año fue el triunfo de los negocios de proximidad junto con la expansión de la compra online. Esto fue gracias a que muchos supermercados hayan empezado a abastecerse de productos locales, algo que llevan reivindicando años los pequeños empresarios.

“En España existe una producción buenísima en diferentes sectores y, aun así, por acuerdos con otros países o por la mano de obra, muchos se acaban abasteciendo de productos procedentes de otros países. Quizás el coste sea menor, pero la calidad de lo que se produce aquí y el hecho de ayudar al país debería de ser prioridad en un momento como este” afirman desde Nerja Centro.

Tanto en Nerja Centro, como desde otras plataformas por toda España se ha potenciado y reivindicado el lema “salvemos el comercio de barrio”. Este hecho no obvia la venta online, como se puede llegar a pensar. Muchos comercios locales se han visto en la necesidad de actualizarse y darse a conocer tanto en redes sociales como en sitios webs, haciendo que su alcance sea mayor y ampliando sus ventas.

Al final, lo importante es apoyar a aquellas pequeñas y medianas empresas que necesitan salir de la vorágine en la que se han visto inmersa en esos meses de tanta incertidumbre con respecto a su negocio y la subsistencia de este.

Iniciativas como las de Nerja Centro, que muestran en su cuenta de Instagram todos los negocios locales disponibles de la zona para que los vecinos sepan a dónde acudir si quieren adquirir unos productos u otros, dan un gran empujón y visibilidad a este tipo de empresarios que tanto lo necesitan en las fechas venideras.

Fuente Comunicae


Ir a la fuente
Author: