AleaSoft: Un tope al gas en toda Europa haría más eficiente el mercado energético unificado

/COMUNICAE/

Resumen de la entrevista de Milena Giorgi de Energía Estratégica España a Oriol Saltó i Bauzà, Associate Partner en AleaGreen. En la entrevista se analizan las perspectivas del mercado eléctrico tras alcanzarse nuevos récords de precios en Europa. También se analizan el funcionamiento de la Excepción Ibérica y la posibilidad de limitar los precios del gas en el resto de mercados europeos

A partir del 20 de septiembre, el precio máximo en los mercados eléctricos europeos pasará de los 4000 €/MWh actuales a 5000 €/MWh. Para explicar lo que sucede en el mercado y las perspectivas para los próximos meses, Milena Giorgi de Energía Estratégica España, entrevista a Oriol Saltó i Bauzà, Associate Partner en AleaGreen.

La primera pregunta es por qué se subió el límite de precios máximos a 5000 €/MWh. Oriol Saltó explica que es un mecanismo automático: cuando el precio en alguno de los mercados eléctricos acoplados de Europa se acerca al límite máximo (si llega a un 60% de ese precio), al cabo de unos días el límite sube automáticamente en 1000 €/MWh.

Los precios en los países bálticos tocaron los 4000 €/MWh en una hora el pasado 17 de agosto.

Ocurrió lo mismo en abril de este año después de que los precios en Francia se acercaran durante un par de horas a los 3000 €/MWh, que era el límite en ese momento. Automáticamente el límite subió a los 4000 €/MWh al cabo de unas semanas.

Y no hay marcha atrás, una vez el límite sube, aunque los precios del mercado bajen, el límite se queda.

La siguiente pregunta es si el límite de 5000 €/MWh hace suponer que se vendrán precios que superen holgadamente el máximo de 180 €/MWh. Sobre esto, el entrevistado recuerda que el límite de 180 €/MWh que había originalmente en el mercado ibérico de electricidad ya se sustituyó por los mismos límites que tienen el resto de mercados europeos.

Un límite de precios más altos significa que ya es posible que haya precios más altos de los mercados eléctricos. Pero se ha de recordar que ha sido solo una hora la que ha llegado a esos niveles y ha sido solo en tres mercados de los muchos que hay en el continente.

Las previsiones de AleaSoft Energy Forecasting no muestran de momento que vayan a haber de manera continuada precios de esa altura.

Como mucho situaciones muy puntuales y aisladas. Eso sí, al menos durante todo este invierno los precios de los mercados eléctricos continuarán en niveles históricamente altos en la peor crisis energética de las últimas décadas.

Sobre si con mayor generación eólica en octubre los precios tenderán a bajar, Oriol Saltó i Bauzà comenta que el aumento de la producción eólica y, con algo de suerte, de la producción hidroeléctrica si aumentan las precipitaciones de cara el invierno, presionará los precios de los mercados eléctricos a la baja.

Pero al otro lado de la balanza está la demanda, que, con la bajada de las temperaturas aumentará, y los precios del gas que continúan en precios extremadamente altos.

Por lo que el aumento de la producción renovable podría dar un poco de respiro a los precios eléctricos, pero si los precios del gas continúan subiendo, esa posible bajada no se va a notar.

A la pregunta de si en España se dispararán los precios como en el resto de Europa, el entrevistado aclara que en España y Portugal hay un tope en el precio del gas, así que el precio del mercado eléctrico está «protegido». Pero después está la compensación que los consumidores tienen que pagar a las centrales de gas, y si los precios del gas suben, esa compensación también subirá.

Respecto al funcionamiento de la Excepción ibérica, Oriol Saltó Bauzà opina que su objetivo de limitar los precios del mercado está funcionando. Incluso con la compensación a pagar a las centrales de gas, el precio final continúa estando claramente por debajo del resto de mercados europeos.

Pero en comparación con los precios que había hace tan solo un año, pues son claramente más altos.

Es decir, funciona pero no soluciona el problema de los precios altos que tienen que pagar los consumidores, solo hace el problema «menos grave».

El entrevistado considera que es una posibilidad que se extienda el próximo año. Si pasado el invierno, los precios del gas no empiezan a bajar, sin duda que se considerará de extenderlo otros doce meses.

Por otra parte, sobre si es factible que toda Europa instrumente un tope al gas, Oriol apunta que el tope del gas es «un parche», no una solución a una crisis energética sin precedentes. Pero alivia un poco la situación.

Al ser el mercado eléctrico europeo un mercado integrado donde todos los mercados individuales están acoplados, lo más eficiente es que todos operen con las mismas normas.

Por ejemplo, el hecho de que en Iberia haya un tope al gas, pero en Francia, no, hace que se esté exportando energía continuamente, lo que requiere que se esté produciendo mucho más con los ciclos combinados de gas, lo que aumenta las emisiones de CO2 y además aumenta también la compensación a pagarles a las centrales haciendo menos eficiente el propio mecanismo del tope del gas.

Como «parche temporal» en una situación de crisis energética como la actual, no sería una mala solución que todos los mercados implementaran una medida parecida. Eso la haría más eficiente y mejoraría el funcionamiento de los mercados acoplados.

Para más información, es posible dirigirse al siguiente enlace: https://aleasoft.com/es/entrevista-energia-estrategica-oriol-salto-bauza/

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author: